Una obra que no tiene precio, porque no se venderá

 Tras el capítulo anterior, con los recuerdos y la amable y positiva valoración de esta obra de dos figuras señeras de la historia del Concierto de 1981, Josu Elorriaga y Juan María Ollora, voy a cambiar de registro. Porque me voy a permitir hacer, dado que recordarás que somos amigos (¡espero que no se haya olvidado tan pronto!), un llamamiento a tu desprendimiento. Vamos a ver si con lo que vas a leer a continuación consigo despertar tan noble sentimiento.

¡Estoy seguro de que sí!

Hablemos de algo que resulta poco elegante

Como proclama el inicio de una conocida canción escrita por un tal Rodolfo Sciamarella, “tres cosas hay en la vida: salud, dinero y amor…”. Pues bien, olvidándonos de la salud y del amor porque, salvo tu mejor criterio, no son propias de una obra como ésta, vamos a hablar, con tu permiso, de la segunda, es decir, del vil metal. Si recuerdas que, en lenguaje coloquial, también es conocido como cuartos, efectivo, metálico, mosca, parné, pasta, lana, plata, peculio, guita, pelas y muchas otras expresiones populacheras más, reconocerás que el hecho de que existan más de mil maneras para designar a eso que se llama “dinero”, indica con claridad que estamos ante algo que ciertamente cuenta en la vida.

Lo confirmaba Groucho Marx, con su punzante ironía, cuando decía aquello de que: “Hay tantas cosas en la vida más importantes que el dinero… ¡pero cuestan tanto!”. Por ello, y como en este libro somos muy serios y de pequeño mi madre me enseñó que es de poca educación hablar de esa “cosa” (y también de enfermedades), ya ves que no la he citado en el título del capítulo, sino que he hablado de “generosidad”.

Como sé que conoces el significado de esa bonita palabra, habrás intuido que vamos a entrar en el terreno del altruismo, la dadivosidad, el desprendimiento, la esplendidez, la largueza, la liberalidad, la prodigalidad y la munificencia.

Estoy seguro de que con esta preparación artillera, te habrás situado ya perfectamente y sabes de qué va a ir la cosa.

¿Te habías percatado de que esta obra no tiene precio?

Tras plantearte tan atrevido interrogante, déjame hacer un sorprendente ejercicio de adivinación que te demostrará mi gran capacidad deductiva: sea cual sea la vía que te ha permitido acceder al texto que tienes ante tus ojos (un pendrive, el link www.elconciertoeconomico.com, un mail de alguien que te aprecia y otras posibilidades que no consigo concertar), lo que está claro es que en este libro no has encontrado el precio por ningún sitio.

Como obligada consecuencia, muy agradable para ti, no has tenido que meter tu mano en el bolso o en el bolsillo para pagarlo. En otras palabras, para que veas que la vida da sus alegrías de vez en cuando, esta amplísima obra, con sus once Partes, no te ha costado ni un solitario céntimo de euro. Ni de dólar, ni de libra, ni de yen, ni de…

(Si te han cobrado algo por ella, es que te han timado. Y si el precio que has pagado, sin pestañear, ha sido más de diez mil euros, lo mejor que puedes hacer es dejar de leer y acudir a poner una denuncia en la comisaría más próxima, de inmediato. Porque, aunque este libro es valiosísimo –al menos estoy seguro de que así lo considerarían mi madre y mi abuela–, ni yo mismo pagaría tanto por él).

En definitiva y para que te quede claro, como ya has visto que me he dedicado a eso que se conoce como “innovación”, me he decidido a innovar en este campo. ¿Con qué objetivo? Con uno muy claro. No pensando que pueda ser la única forma para caerte simpático. Confío en ello, pero mi propósito es que lo que he escrito para ti, tan profusamente, tenga una amplia distribución. La que merece todo lo que se refiere al Concierto. Y creo que eso se puede conseguir mucho más fácil con un producto de calidad (¿hace falta que te señale que es éste?) por el que no hay que pagar ni un triste euro.

Este Título no termina aquí. Si quieres continuar su lectura puedes hacerlo online o descargártelo en pdf.  Elige a continuación la opción que prefieras:

Si te ha gustado este contenido ¡Compártelo!

indicecompleto

ActualizacionesObra

Política de privacidad de datos