En este Título se recogen las generosas valoraciones que han realizado sobre esta obra dos categorías de personas: por un lado, las dos que compartieron conmigo la negociación del Concierto de 1981 y, por otro, las de dieciséis más que conocen el contenido completo de la obra o Partes muy importantes de la misma.

Como se recoge en la contraportada, pero creo que es necesario volverlo a reflejar aquí, te quiero dejar claro que el contenido de esta obra es responsabilidad exclusiva de este autor, sin que los planteamientos, análisis, opiniones o críticas que contiene, tengan que ser compartidas o asumidas por estas amables personas.

Expreso a todas ellas mi agradecimiento más profundo por el contenido de las valoraciones que vas a leer a continuación.

 

Testimonio personal de dos negociadores del concierto económico de 1981

Una gran Comisión Negociadora

Cuando se aprobó el Estatuto de Autonomía del País Vasco, en 1979, el Concierto Económico solamente estaba vigente en el Territorio Histórico de Araba.

(Recuerdo el comentario de mi padre, cuando le oí hablar por primera vez de algo llamado “Concierto Económico”, en una visita a Ubidea de la que te hablaré en el capítulo seis de la Parte Primera de esta obra. No solo conversamos sobre ello, sino que me comentó también un hecho del que entonces solo se podía hablar en voz muy baja y a personas de absoluta confianza: el expolio del General Franco, con la supresión de los Conciertos de Bizkaia y Gipuzkoa, en junio de 1937, tras la conquista de Bilbao por las tropas franquistas en la Guerra Civil española. Te lo comentaré en detalle en uno de los capítulos de la Parte Tercera).

Como puedes comprender, en el inicio de la etapa autonómica la existencia de una Comunidad Autónoma con dos regímenes tributarios distintos –por un lado, el Concierto Económico en Araba y, por otro, el sistema de régimen común en los otros dos Territorios Históricos– era absolutamente inviable. Por esta razón, y para recuperar una institución histórica más que centenaria y de enorme valor político, el Estatuto de Autonomía del País Vasco reconoció al Concierto como el “sistema foral tradicional” que debía regular las relaciones de orden tributario entre el Estado y la nueva Comunidad Autónoma Vasca.

Una vez constituido el nuevo Gobierno Vasco el 9 de abril de 1980, tras la elección del primer Parlamento Vasco, se creó una Comisión Mixta paritaria de doce miembros para negociar y pactar un nuevo texto concertado que se extendiera a los tres Territorios de la naciente Comunidad Autónoma.

Como te comentaré detalladamente en la Parte Cuarta, la misma estaba integrada por seis representantes del Estado, encabezados por el entonces Ministro de Hacienda, Jaime García Añoveros, y por otros seis representantes de la Comunidad Autónoma Vasca y de sus Territorios Históricos, presididos por el autor de este libro.

La Comisión Vasca, además de por mí, estuvo integrada por otros dos representantes del Gobierno Vasco, el Viceconsejero de Administración Tributaria, José Ramón López Larrinaga y el parlamentario vasco en el Congreso de los Diputados, Josu Elorriaga. Los otros tres miembros representaban a cada uno de los Territorios Históricos. Por Araba se nombró al Senador Juan María Ollora, por Bizkaia a su Diputado General José María Makua y por Gipuzkoa, al Viceconsejero de Administración Local Víctor Mentxakatorre.

Desafortunadamente, como la vida es muy cruel, tres de los integrantes de aquella Comisión han fallecido. Han sido, los inolvidables José Ramón López Larrinaga, José María Makua y Víctor Mentxakatorre, así como también el Diputado General de Gipuzkoa, Xabier Aizarna, que participó activamente en la negociación. Con esta obra, quiero mantener vivo su recuerdo y tributarles el sentido homenaje que merecen de todas las personas amantes del Concierto Económico. Los cuatro realizaron un brillante trabajo en la Comisión Negociadora del Concierto, esforzándose activamente en hacer realidad la recuperación del mismo para Bizkaia y Gipuzkoa y en lograr una mejor definición para el de Araba. Goian beude, adiskideok! ¡Descansad en paz, amigos!

Este Título no termina aquí. Si quieres continuar su lectura puedes hacerlo online o descargártelo en pdf.  Elige a continuación la opción que prefieras:

Si te ha gustado este contenido ¡Compártelo!

indicecompleto

ActualizacionesObra

Política de privacidad de datos