Los diez propósitos que persigo con esta obra

Como habrás deducido de la larga presentación del variado contenido de las once Partes que integran esta obra, los objetivos que pretendo con su desarrollo son muchos y muy diferentes. De todo lo que has leído, seguro que ya tienes claro lo que persigo:

  1. formar
  2. concienciar
  3. convencer
  4. ilusionar
  5. aportar
  6. defender
  7. prever
  8. Impulsar

¿Los juzgas demasiado ambiciosos? Quizá, pero voy a volcarme, con todas las ganas del mundo, en hacer realidad esas ocho aspiraciones personales.

Para tratar de lograrlo, apreciada lectora o lector, necesito tu apoyo y tu directa implicación. Preciso que te sumerjas en este libro y que te empapes de su contenido. Para conseguirlo, te invito a que me acompañes en el recorrido apasionante por los diversos acontecimientos, avances y retrocesos, alegrías y disgustos, que vas a conocer y que acaecieron en el discurrir de ese siglo y medio que pretendo abarcar, desde el lejano 1878 al futuro 2028. Tras ello, estoy seguro de que admirarás más aún la irrepetible trayectoria del Concierto.

Pero no me conformo solo con eso. Me encantaría que, tras leer las once Partes que voy a desarrollar para ti, te conviertas, si no lo eres ya, y éste es mi noveno propósito, en un ardiente enamorado, o en una amante apasionada, del sistema foral tradicional de Concierto Económico. Y si, además de asumir esa condición, das un paso más y te transformas en apóstol, defensor y propagandista del mismo, ¡ya seremos dos!

Si lo consigo, habré hecho realidad el décimo de todos los hermosos y ambiciosos deseos personales que me han impulsado a escribir la obra que estás leyendo y a crear la web www.elconciertoeconomico.com, en la que está contenida y en la cual seguirá siendo actualizada.

Si te convence este enfoque de la obra, te pido que la visites y que además difundas su existencia entre tus propios contactos. Este libro gratuito, tan peculiar, pretende sensibilizar a ciudadanos y ciudadanas, como tú y como yo, de la importancia que tiene el Concierto. Por ello, debe llegar a miles de personas. Con tu directa colaboración e implicación, seguro que lo conseguiremos.

Y así, persona a persona, quizá logremos algún día un “ejército” comprometido y pacífico, que supere aquellos ochenta mil vascos y vascas que en junio de 1978 mostraron su apoyo al Concierto, marchando codo con codo por las entonces sucias y oscuras calles de Bilbao. Estoy convencido de que este deseo algún día se convertirá en realidad.

Cuando veas que lo hemos alcanzado, ¿no te parece que deberíamos descorchar y compartir una botella de espumoso champán, mano a mano?

Vamos a ir fijando ya la fecha…

 

Este Título no termina aquí. Si quieres continuar su lectura puedes hacerlo online o descargártelo en pdf.  Elige a continuación la opción que prefieras:

Si te ha gustado este contenido ¡Compártelo!

indicecompleto

ActualizacionesObra

Política de privacidad de datos