¿A que te parece increíble? Lo digo porque te has “merendado” nada menos que treinta y ocho recomendaciones para mejorar el Concierto, una tras otra, y además, sin inmutarte. Ahora que las has leído, ¿cuál es la opinión que tienes? Espero que los planteamientos, aunque algunos de ellos todavía necesitan ser retocados y actualizados, te hayan gustado y, sobre todo, te hayan convencido. Después del gran esfuerzo que te puedo asegurar me ha representado el definir todo lo anterior, me sentiría muy agradecido y gratamente recompensado.

Para terminar esta Parte Novena, voy hacer, con tu permiso, una pequeñísima conclusión, porque tampoco quiero abusar más de tu paciencia ni de tu resistencia. Te ruego que la leas por favor.

Lo bueno se puede mejorar y lo mejor también   

Quizá alguien podría pensar al ver que este autor se atreve a realizar nada menos que treinta y ocho recomendaciones diferentes para mejorar el Concierto, que estE es algo inservible. Nada más lejos de la realidad. Muy al contrario, contamos con un Concierto Económico, y con una metodología de Cupo, de muy buena factura técnica, cualidad imprescindible que se ve además reforzada por el hecho de que la gestión que se ha hecho de ambos instrumentos, por parte de las instituciones vascas, no ha podido ser más positiva.

Pero aquí entramos en el ámbito de la propia filosofía personal. Y este autor amigo tuyo considera que, en la vida no hay que conformarse, sino que hay que transformarse para dar la respuesta adecuada que se necesita en cada uno de los momentos. Por ello, por aplicación de ese principio personal, creo que puedo defender con absoluta tranquilidad de conciencia que el Concierto debe también transformarse y debe seguir avanzando, a pesar del excelente nivel que ya tiene y de que, como has podido ver sobre todo en la Parte Octava de la obra, es envidiado por todos aquellos que no lo tienen reconocido.

Por lo tanto, partiendo de ese supuesto, te tengo que manifestar que, como titulaba este capítulo, lo bueno se puede mejorar y lo mejor también puede ser mejorado. Y es por esta razón, precisamente, por lo que me he atrevido a hacer las sugerencias que has conocido de carácter político, hacendístico, de fortalecimiento del Concierto, de mejora de sus fundamentos, de ampliación de su difusión e incluso en cuestiones de gestión.

Te aclaro, aunque creo que eso lo habrás percibido de la lectura de los treinta y ocho capítulos que he dedicado a las mismas, que las he realizado con espíritu absolutamente constructivo.

Y, además, las he hecho con humildad y con conciencia de las dificultades, algunas extremas, que tienen alguno de los planteamientos que he realizado. Porque es muy fácil dar consejos, pero más difícil llevarlos a la práctica, sobre todo, cuando algunos de ellos tienen que ser negociados y pactados con otras instancias que pueden tener puntos de vista radicalmente distintos a los tuyos. En base a todo ello, quiero hacer expresa mención a mi respeto total a las decisiones que en relación con estas recomendaciones, si algún día merecen su consideración, puedan hacer las instituciones vascas. Yo he cumplido con mi deber de ciudadano y ahora a ellas, si lo desean, les toca valorar si algo de lo que he planteado en los capítulos anteriores puede tener algún sentido y en función de ello, tomar las decisiones que consideren oportunas.

Seguro que a ti, tras la lectura de estas páginas, se te habrán ocurrido otra serie de ideas. Pues bien, con ese mismo espíritu constructivo con el que he tratado de redactar toda esta Parte Novena, ponlas de manifiesto.

Y así, con el apoyo de todos, con la implicación de la sociedad vasca, desde el respeto máximo al Concierto Económico y a quienes lo gestionan, podremos seguir contando en los años venideros con un Concierto vivo, lozano, mejorado y que tenga un espléndido futuro, tras completar 137 años de magnífica trayectoria.

Y con esto, querida lectora o lector, creo que podemos dar por concluida, con tranquilidad de conciencia, esta Parte Novena de la obra y adentrarnos ya en el tramo final de la obra en el que vamos hablar del futuro del Concierto y cerrarla con una conclusión esperanzadora.

Si quieres, puedes leer este Título online o descargártelo en pdf. Elige a continuación la opción que prefieras:

Si te ha gustado este contenido ¡Compártelo!

indicecompleto

ActualizacionesObra

Política de privacidad de datos