Espero que aceptes, o que al menos no rechaces de plano, el ingenuo planteamiento “newtoniano” que te hacía en el capítulo anterior, esforzado lector o lectora. Ahora, con tu permiso, vamos a dar un paso más, porque voy a tratar de trasladarte siete apuntes que pienso son necesarios para el fortalecimiento futuro del Concierto. Son los siguientes:

  • Consolidar sus líneas de defensa.
  • Reforzar las relaciones con Navarra en el campo hacendístico.
  • Valorar y defenderse ante la “competencia fiscal” de otras Comunidades Autónomas.
  • Profundizar en el concepto de “privilegio” (en comparación con el “caso Madrid”).
  • Disminuir las críticas que recibe el Concierto desde Catalunya.
  • Ofrecer la posibilidad de extender el Concierto Económico a otras Comunidades Autónomas.
  • Difundir más el Informe Estadístico que compara el Cupo con los gastos del Estado en Euskadi y profundizar en el estudio de las diversas Balanzas Fiscales.

¡Vamos allá! Como soy un optimista inveterado, estoy seguro de que te gustarán, aunque te quiero advertir de que, como se trata de cuestiones para las que se requiere analizar y matizar a fondo, te vas a enfrentar a un capítulo de los largos.

Consolidar las líneas de defensa del Concierto 

Tras lo que has leído hasta ahora, me encantaría que compartieras conmigo la convicción de que hoy es más necesario que nunca saber defender el Concierto con uñas y dientes pero, sobre todo, con ideas, conceptos y argumentos. Todo ello lo veo muy necesario en una época como la que vivimos, en la que, interesadamente, se está creando un clima muy crítico contra el modelo autonómico y se empieza a defender, en unos casos solapadamente y en otros con descaro, un proceso de re-centralización del Estado, que empieza a “oler” (aunque, eso sí, quiero dejarte claro que sin el “tufillo” militar que había entonces) al que se creó con la LOAPA, en 198195. Si esta deriva sigue adelante, el Concierto, que ya está en la línea de fuego, puede correr peligro.

Obviamente, una institución que cuenta con 137 años de vida no va a desaparecer con la primera racha fuerte de viento, ni con el primer huracán que llegue. Pero, aunque tenga una singular resistencia, hay que reforzar sus líneas de defensa.

Esto requiere trabajar en varias direcciones que seguro que el Gobierno Vasco y las Diputaciones Forales conocen mucho mejor que yo, pero que me vas a permitir que desarrolle, para que tu aportes tus propios criterios.

Desde mi posición de ciudadano interesado por el futuro del modelo de Concierto, me permito recomendar las seis iniciativas siguientes:

  • Lograr un reforzamiento de los equipos técnicos de las Haciendas Forales y de la propia Hacienda General del País Vasco, con especialistas en el campo del federalismo fiscal que ayuden a renovar y consolidar los argumentos y las indudables razones constitucionales, legislativas e históricas que avalan la pervivencia del Concierto Económico, en su actual formulación.

Todo ello lo apunto, aun valorando al máximo la gran cualificación técnica de los equipos con los que cuentan nuestras instituciones. Conozco personalmente a algunos de los integrantes de los mismos y no puedo sino mostrar hacia ellos, mi admiración y mi respeto y, como ciudadano, mi agradecimiento.

  • En la misma línea, creo que habría que apoyar, con más recursos, todas las iniciativas que tienen por objeto la profundización en el conocimiento del Concierto, la difusión del mismo y el aumento de su conocimiento por parte de la sociedad.

Me estoy refiriendo, en concreto, a la Fundación para el Estudio del Derecho Histórico y Autonómico de Vasconia-FEDHAV, con sede en Donostia-San Sebastián; a la Asociación para la Promoción y Difusión del Concierto Económico Ad Concordiam, con sede en Bilbao; al Centro de Documentación del Concierto Económico y las Haciendas Forales, creado en mayo de 2007, por la Universidad del País Vasco-Euskal Herriko Unibertsitatea en colaboración con la Diputación Foral de Bizkaia; y, en la misma línea, a cuantas iniciativas personales y colectivas tienen este mismo objetivo.

Sería conveniente que todas esas organizaciones tuvieran una dotación presupuestaria suficiente, para que desarrollen, con eficacia y con intensidad, la significativa responsabilidad  ciudadana que tienen asignada.

  • Hay que aumentar el nivel de conocimiento que existe en el sistema educativo sobre el Concierto Económico. Y ello, tanto en el ámbito del Bachillerato, como de la Educación Universitaria, porque no parece aceptable que todavía, 137 años después de su nacimiento, más de 800.000 vascos y vascas no hayan oído hablar nunca del Concierto Económico.

          Es una situación lamentable que debería corregirse, de inmediato. Porque ¿cómo se va a valorar, y menos aún a defender, algo que no se conoce?

  • Hay que incrementar también el conocimiento de esta institución secular por parte de la sociedad civil, entendida en su más amplio espectro (entidades y asociaciones de todo tipo y naturaleza, y también personas). Como sabes, una de las razones por las que me he embarcado, por iniciativa propia, en esta obra que tienes ante tus ojos, y en la “obra madre” citada anteriormente y que todavía no he publicado, es ese precisamente.

Este Título no termina aquí. Si quieres continuar su lectura puedes hacerlo online o descargártelo en pdf.  Elige a continuación la opción que prefieras:

Si te ha gustado este contenido ¡Compártelo!

indicecompleto

ActualizacionesObra

Política de privacidad de datos