Con todo lo que llevamos estudiado hasta aquí, creo que has tenido, paciente lector o lectora, una visión muy amplia de los distintos ataques, críticas, descalificaciones, calumnias que recibe el Concierto Económico y también del posicionamiento que, en relación con el mismo, se observa en otras Comunidades Autónomas y en los diferentes partidos, por diferentes razones que he tratado de explicarte en el titulo anterior.

Creo que estarás de acuerdo conmigo en que ahora toca hacer una valoración de todo lo comentado hasta aquí, pues, no se te ocultará que tiene consecuencias muy significativas, no solamente políticas e institucionales, sino también y fundamentalmente, económicas, sociales y, por extensión, propiamente personales.

En otras palabras, todo lo que hemos visto hasta ahora te afecta a ti, directamente, de una manera o de otra, como voy a tratar de señalar en los capítulos que vienen a continuación.

Por todo ello, creo que este título merece para ti una consideración especial, aunque solo sea por conocer en qué te pueden afectar las numerosas críticas que se vierten sobre el Concierto Económico.

Sin duda, después de esta larga introducción, te preguntarás por qué he identificado este Título con la expresión “Solo ante el peligro”. Sencillamente, porque me recuerda un poquito a la situación que padeció el sheriff Will Kane, genialmente interpretado por Gary Cooper, en aquella fantástica película del año 1952 que triunfó con esta misma denominación y en la que aquel jefe policial de un pequeño pueblo tenía que hacer frente a un cruel forajido sin la ayuda de sus habitantes, a pesar de que hasta entonces le habían apoyado. Y es que veo al Concierto demasiado solo, desde la perspectiva de la sociedad vasca. Es triste decirlo pero así lo percibo.

Es como si la cuestión de las amenazas que se ciernen sobre el Concierto Económico solo tuviera que interesar a la clase política vasca. Y eso es un error garrafal que pagaremos muy caro, si por parte de nuestros conciudadanos no se reacciona, no se hace piña y no se apoya decididamente a las instituciones ante los intentos, por un lado, de eliminar o, por otro, de desnaturalizar la esencia de nuestro Concierto y del sistema de Cupo que lo desarrolla.

Por esta razón, en este Título vamos a centrarnos básicamente en cinco cuestiones:

  • En primer lugar, en la posibilidad de desaparición del Concierto Económico, como una amenaza total y definitiva.
  • Segundo, en analizar un objetivo más fácil, lograr el desdibujamiento del mismo.
  • En tercer lugar, como un escenario más previsible la búsqueda de un aumento sustancial del Cupo.
  • Cuarto, analizaremos el impacto brutal que puede tener un aumento fuerte del Cupo.
  • Y, por último, vamos a valorar si los enemigos del Concierto pueden llegar a lograr sus objetivos.

(He estado a punto de escribir “malignos”, pero me he contenido a tiempo. ¡Debo conservar la calma!).

Ante el objetivo definitivo: la eliminación del Concierto Económico

De todo lo que has leído hasta ahora, estoy seguro de que habrás sacado una clara conclusión: hay partidos políticos, instituciones, medios de comunicación, periodistas e investigadores y también como, porque no, ciudadanos de a pie cuyo objetivo último es que el Concierto Económico sea eliminado.

Por lo tanto estamos ante una situación de amenaza real de desaparición del régimen de relación tributaria y financiera con el Estado que se inició el 28 de febrero de 1878, cuando fue publicado aquel Real Decreto por el que se estableció un modelo de relación de las entonces llamadas Provincias Vascongadas con el poder central, tras la finalización de la tercera Guerra Carlista y la posterior eliminación, de un plumazo, de los Fueros vascos por la Ley de 25 de octubre de 1876.

En este capítulo por lo tanto, vamos a analizar este escenario, por improbable que te pueda parecer. Analizaremos por tanto las posibles causas de desaparición del Concierto, para destacar la dificultad real y constitucional que tiene el tema, en los cinco escenarios que vamos a contemplar.

Las posibles causas de desaparición del Concierto Económico

La verdad es que las posibilidades de que el Concierto desaparezca, al menos en el horizonte de una generación, lo veo posible (dado que nada es imposible en esta vida). Pero, a la altura de octubre de 2015 –a pesar del enorme “ruido” que como has visto rodea al Concierto– lo considero poco probable. No obstante, como existe un riesgo, creo que es necesario valorarlo. Y es lo que voy a tratar de hacer a continuación. Para que tú puedas sopesar directamente el escenario, te puedo apuntar que las causas de una hipotética desaparición tendrían que venir de los siguientes frentes:

  • Una decisión militar abrupta
  • Un cambio constitucional drástico
  • Un cambio constitucional que conduzca a un Estado federal simétrico
  • Un cambio constitucional no necesariamente simétrico
  • Una Euskadi independiente

Vamos a ir viéndolos a continuación.

Este Título no termina aquí. Si quieres continuar su lectura puedes hacerlo online o descargártelo en pdf.  Elige a continuación la opción que prefieras:

Si te ha gustado este contenido ¡Compártelo!

indicecompleto

ActualizacionesObra

Política de privacidad de datos