Para mí, aunque tú por supuesto puedas tener una opinión diferente, esta Parte Octava de la obra “El Concierto Económico Vasco: una visión personal”, que estás leyendo, es una de las más importantes de la misma. Lo digo así, porque, como vamos a ver y has podido adivinar de la simple lectura del índice anterior, el Concierto Económico está envuelto en un clima de persecución sistemática, de diferentes orígenes y con distintos intereses, que básicamente lo que pretenden es erosionar o anular el mismo.

Por esta razón, habrás comprobado en dicho índice que vamos a tocar numerosos temas de naturaleza muy diferente que son desarrollados en un total de cincuenta capítulos distintos agrupados en los diez Títulos. Te los resumo con gusto a continuación:

En tierra hostil: defendiendo al más débil

En este Título lo que pretendo es hacer un análisis de carácter general sobre el controvertido escenario al que se tiene que enfrentar el Concierto, al que seguirá una valoración del mismo y de los ataques y críticas que padece, seguido de la constatación de que es atacado muchas veces desde el desconocimiento (como verás, están identificados numerosos errores que finalmente se traducen en descalificaciones para el mismo).

Finalmente, se cierra este Título Primero de esta Parte Octava con la explicación de un hecho llamativo como es la diferente intensidad entre los ataques que reciben el Concierto vasco y el Convenio navarro.

Tres calumnias sobre el Concierto Económico

En este Título analizo las tres calumnias de mayor calificación que persiguen al sistema concertado: la afirmación de que fue concebido por presión de ETA, lo cual resulta repugnante; la afirmación de que los vascos no pagan nada al Estado, afirmación que puede valorarse como sorprendente, y finalmente el hecho de que el Concierto Económico crea un paraíso fiscal en Euskadi, manifestación que no puede estar más alejada de la realidad, como podrás comprobar por los datos que te voy a facilitar dentro de ese capítulo.

Cuatro “errores” sobre el Concierto Económico

Se analizan en este Título los cuatro más frecuentes: que el Concierto se concedió por exigencia nacionalista (cuando su nacimiento es muy anterior a la aparición de esta ideología en el mapa político vasco); que España quebraría si se extendiese el Concierto Económico a todas las Comunidades Autónomas, lo cual como comprobaras es matemáticamente imposible; que estamos ante un privilegio medieval y, finalmente, que la metodología de Cupo origina una financiación encubierta para el País Vasco

Ocho ataques políticos contra el Concierto Económico

Empezaré por la pretensión de ciertos representantes públicos y de algunos partidos políticos de que el Concierto debería ser eliminado. Junto con este planteamiento radical, analizaré también las acusaciones de que el Concierto es discriminatorio, que se trata de un privilegio, que no cumple con el principio de solidaridad, ni con el de igualdad y que además es oscurantista y una antigualla. Además, trataré la cuestión planteada sobre la caducidad del Concierto en Europa.

Como puedes ver una panoplia de acusaciones variopintas, todas ellas procedentes de ámbitos políticos, que conviene que conozcas, junto con los argumentos que permiten rechazarlas de plano.

Siete críticas técnicas al Concierto Económico:

En este caso, nos movemos en un terreno totalmente distinto, pues dejamos el ámbito político para situarnos en el académico. Y en el mismo he podido identificar siete líneas de crítica diferentes, centradas en que el porcentaje de contribución del País Vasco al sostenimiento de las cargas del Estado es muy bajo y además no ha variado desde el año 1981 (más adelante te explicaré de qué van estos dos temas), a la que se une la manifestación de que la capacidad de gasto por habitante en el País Vasco es demasiado alta, que los cálculos de los impuestos, para su reparto entre el Estado y el País Vasco, no son correctos (sobre todo en el caso del Impuesto sobre el Valor Añadido), que la valoración de las cargas estatales no asumidas por el País Vasco está fuertemente sesgada a la baja en las Leyes Quinquenales de Cupo, que la Compensación del País Vasco por el Déficit Público estatal no tiene sentido y, finalmente, que el Concierto no es aceptable porque no es técnicamente extensible a otras Comunidades Autónomas.

Supongo que todo lo anterior te ha podido sonar muy complicado y que en algunos casos no habrás comprendido el enunciado al que he hecho referencia. Pero no te preocupes porque, en este Título no trato de hacer una tesis doctoral al alcance de muy pocos, sino explicarte, con toda claridad, el planteamiento que se hace en cada uno de estos siete temas y, por supuesto, las contestaciones que tiene cada una de estas descalificaciones.

Posicionamientos políticos actuales respecto al Concierto Económico

Creo que, en este caso, el encabezado del Título es suficientemente expresivo. El análisis de estas posiciones lo voy a hacer tanto en lo que se refiere a los partidos con representación en el Congreso de los Diputados, como en el Parlamento Vasco.

La aproximación al Concierto desde la óptica de las Comunidades Autónomas

Este es un Título interesante porque no se conoce muy bien si las quince Comunidades Autónomas de régimen común desearían un Concierto Económico. Analizaremos ese punto, así como las críticas que recibe el Concierto desde instancias catalanas y madrileñas y, finalmente, la llamativa desconfianza que suscita el sistema concertado en las Comunidades Autónomas vecinas a Euskadi.

Esta Presentación no termina aquí. Si quieres continuar su lectura puedes hacerlo online o descargártela en pdf.  Elige a continuación la opción que prefieras:

Si te ha gustado este contenido ¡Compártelo!

indicecompleto

ActualizacionesObra

Política de privacidad de datos