Has visto en los 8 capítulos anteriores un completo detalle sobre la nueva definición del cupo en el concierto de 1981. Espero que te hayas dado cuenta de la limpieza y claridad del planteamiento que tiene el mecanismo de relación financiera entre la Comunidad Autónoma del País Vasco y el Estado, con el compromiso por parte de la primera de satisfacer el 6,24%de todas las cargas generales del Estado que no hayan sido asumida por la Comunidad Autónoma Vasca.

Asumiendo que conoces perfectamente lo anterior, en el Título que vamos a abordar ahora, voy a tratar de hacerte una valoración de lo que supuso esa metodología. Te anticipo que, como yo tuve que ver bastante con la misma, como has visto en la Parte Cuarta de la obra, mi valoración no puede ser más positiva. Voy a tratar de desarrollar esa idea en dos capítulos diferentes:

Valoración de la importancia decisiva del cupo.

El modelo de cupo pactado con el estado en 1980 fue un buen acuerdo.

Te invito a leerlos en la confianza de que te interesaran y de que, cuando hayas concluido su lectura, llegues a una conclusión idéntica o parecida a la que te acabo de formular de mi parte.

 

Valoración de la importancia decisiva del cupo 

De todo lo leído hasta aquí, inteligente lector y lectora, habrás deducido que el nuevo sistema de Cupo vasco tuvo una enorme trascendencia económica, conceptual y social para Euskadi. También la tuvo para Navarra que, tras la negociación de su Convenio Económico en 1990 (nueve años después del Concierto Vasco), incorporó la misma metodología para la determinación de su “Aportación”, pues así se llama su Cupo13, 14.

La nueva metodología de Cupo introdujo nueve cambios decisivos en el modelo de financiación de las competencias de la Comunidad Autónoma Vasca que creo se deducen, con claridad, de todo lo que he tratado de explicar hasta ahora y que te voy a resumir a continuación. Son los siguientes:

  • Euskadi realiza una aportación transparente al Estado.
  • El Estado tiene las manos libres para gastar.
  • Euskadi paga por los servicios que desarrolla el Estado.
  • Euskadi disminuye su Cupo cuando se le transfiere una de las competencias desarrolladas por el Estado.
  • El proceso de transferencia de competencias es beneficioso para Euskadi.
  • Euskadi ha exigido siempre el cumplimiento íntegro del Estatuto, aun asumiendo riesgos.
  • La metodología de Cupo contribuye a aumentar el bienestar.
  • Los resultados de la aplicación de la metodología de Cupo deben ser gestionados con una buena política presupuestaria.
  • La política presupuestaria vasca puede completar el gasto estatal.

Euskadi realiza una aportación transparente al Estado

En primer lugar, los pagos de la Comunidad Autónoma Vasca al Estado son absolutamente transparentes, pues se calculan en base a un determinado porcentaje de contribución que se aplica al valor de las competencias que ostenta formalmente el Estado. Esto permite establecer un “Cupo Bruto”. Como ya sabes de sobra, porque te lo he explicado hace poco, ese Cupo inicial es ajustado por una serie de conceptos, hasta calcular la cantidad a pagar al Estado.

Te podrá parecer mucho o poco lo que Euskadi paga al Estado, pero está establecido claramente en una Ley. El País Vasco no paga lo que quiere, sino lo que establece la Ley.

El Estado tiene las manos libres para gastar

En segundo término, el importe de los pagos al Estado no puede ser condicionado por la Comunidad Autónoma. El Estado gasta lo que quiere y dónde quiere, en sus propias competencias exclusivas y en las que el Estatuto de Autonomía reconoce al País Vasco pero que no han sido transferidas. La Comunidad Autónoma Vasca tiene que pagar como “Cupo Bruto” el 6,24% de esos gastos incluidos en el Presupuesto del Estado, sin que pueda rechistar por el importe de las cargas generales del Estado.

Algunos críticos del Concierto dicen que esas cargas generales del Estado son demasiado bajas y que, por ello, el Cupo es bajo. Otros, en cambio, piensan lo contrario. Pero, de nuevo, no las establece unilateralmente Euskadi, ni el Estado, sino que son fruto de un pacto.

Este Título no termina aquí. Si quieres continuar su lectura puedes hacerlo online o descargártelo en pdf.  Elige a continuación la opción que prefieras:

Si te ha gustado este contenido ¡Compártelo!

indicecompleto

ActualizacionesObra

Política de privacidad de datos