En esta Parte Tercera, como has visto por el Índice, voy a tratar de ofrecerte una necesaria explicación de lo que ha sido la llamativa historia del Concierto Económico hasta el año 2015, en el que estoy redactando estas líneas. Te aclaro que el Concierto de 1980 que tuve el honor de negociar, merecerá un análisis muy profundo, al que dedicaremos las Partes Cuarta y Quinta, y que el Concierto del 2002, abrirá la Parte Sexta de esta obra.

Trataré de argumentarte en la Parte Séptima –y espero que te pueda convencer– por qué considero que el Concierto es un modelo único en el mundo. Para justificar tan rotunda afirmación, te ofreceré diversos argumentos. Pues bien, ahora te anticipo uno más: el hecho de que el sistema foral tradicional que vengo explicándote ha tenido una historia increíble, a lo largo de la cual ha demostrado una gran capacidad de resistencia y de adaptación a todo tipo de coyunturas, políticas, sociales y económicas.

Por eso he utilizado ese calificativo para titular esta Parte Tercera. En la misma, tras realizar una pequeña introducción y señalar cuáles fueron los antecedentes de los Conciertos Económicos, me centraré muy especialmente –dado su peculiar origen y su trascendencia– en el primero de ellos que como sabes, se firmó el 28 de febrero de 1878. Me atrevo a anticiparte que el contenido de ese capítulo te sorprenderá, pues el Concierto ve la luz de una forma que, con la perspectiva y contenidos actuales, resulta difícil de imaginar.

Aclarado su origen y nacimiento, nos embarcaremos en el análisis de los cuatro Conciertos posteriores, aprobados entre 1887 y 1937, en unas décadas especialmente complejas desde el punto de vista político. Esos cincuenta años se dividen en diversos periodos y regímenes: Monarquía liberal (1875-1923), Dictadura de Primo de Rivera (1923-1930), “Dictablanda” del General Berenguer (1930-1931), Segunda República (1931-1936) y algo más de un año de Guerra Civil, tras el golpe de Estado protagonizado por el General Francisco Franco.

A pesar de la dureza de aquel escenario, el Concierto Económico siguió vigente para los cuatro territorios de la Vasconia peninsular hasta que, en 1937, el General Franco suprimió los Conciertos de Bizkaia y Gipuzkoa. Analizaremos este doloroso y negativo hecho en uno de los capítulos siguientes, en el que también te explicaré el discurrir del Concierto durante las décadas en las que el Estado español estuvo sometido a la dictadura franquista.

Concluida, por fin, la misma, el régimen de Concierto quedó condicionado por dos cuestiones relevantes: el tratamiento que la Constitución Española dio a los Derechos Históricos, el más representativo de los cuales es el del Concierto Económico, y la plasmación del mismo como el elemento nuclear del nuevo Estatuto de Autonomía Vasco, aprobado en 1979, cuya concepción fue desarrollada ampliamente en el Concierto de 1980 y reforzada en el de 2002.

Asumiendo que así lo vas a hacer, completaré esta Parte Tercera con un análisis que me ha parecido interesante incluir en la misma. Trataré de adivinar con el mismo las consecuencias que hubieran tenido diferentes escenarios históricos alternativos, a los que se han dado a lo largo del tiempo. Creo que su conocimiento te ayudará a valorar más aún la historia, y la capacidad de resistencia, de nuestro sistema privativo foral tradicional.

Tras exponerte este pequeño esquema, para sistematizar de alguna forma una vida tan rica en acontecimientos como la que vas a conocer a continuación, espero que todo ello te lleve a la misma conclusión que a mí: es absolutamente increíble que una institución tan peculiar, tan diferente y tan diferenciada como es ésta, haya podido subsistir durante tantísimo tiempo tras superar las más variadas y difíciles coyunturas políticas. Por ello, he dedicado el último de los capítulos de esta Parte a destacar que nos encontramos ante un auténtico superviviente.

Ya sabes que todas las historias de esta categoría de seres son extremadamente interesantes (¿a quién no le gustó de niño la historia de Robinson Crusoe?). Y ésta, por supuesto, también lo es.

Todo lo anterior queda completado con tres Anexos en los que vas a encontrar todas las referencias bibliográficas que aparecen numeradas a lo largo de las páginas que vas a leer, la amplia bibliografía en la que se apoya esta Parte Tercera y un índice onomástico que te permitirá localizar con facilidad en todo este amplio texto a las personas que figuran citadas en el mismo.

Por último, me ha parecido interesante que puedas conocer el Primer Concierto de 1878 y para ello pongo a tu disposición un facsímil del mismo.

Confío en que el planteamiento que he pensado para desarrollar la Parte Tercera te parezca interesante. Te invito, con ello, a conocer la intensa historia de un modelo único en el mundo.

Esta Presentación no termina aquí. Si quieres continuar su lectura puedes hacerlo online o descargártela en pdf. Elige a continuación la opción que prefieras:

Si te ha gustado este contenido ¡Compártelo!

indicecompleto

ActualizacionesObra

Política de privacidad de datos