Introducción a la dilatada andadura del Concierto Económico

Explorando un pasado muy ilustrativo

El Dr. José Ángel Achón, profesor de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad de Deusto, pronunció la Lección Magistral con la que se abrió el Curso 2014 en la Universidad en la que cursé mis estudios. De su profunda y brillante intervención, recojo un párrafo que comparto plenamente y que viene a cuento de la historia en la que nos vamos a introducir. Dice así: “Como muy bien nos ha recordado Koselleck –se trata de Reinhart Koselleck, uno de los más importantes historiadores alemanes del siglo XX– el tiempo presente es siempre un cruce de experiencias y expectativas. El pasado ya no existe y el futuro todavía no está aquí, pero al interpretar científicamente el pasado, lo convertimos en experiencia racionalizada. Y esa experiencia sí está aquí y ahora; es una suerte de “pasado-presente” que nos permite afrontar el hoy y el mañana conscientes de lo mejor y de lo peor de todo nuestro bagaje vital”.

Y añade, a continuación, el Profesor Achón: “Paralelamente, las expectativas funcionan como un “futuro-presente” que aglutinan nuestras acciones en torno a proyectos, ilusiones o utopías. La contribución de la Historia a nuestra sociedad consiste, precisamente, en establecer una mediación entre experiencias y expectativas. No porque nuestro futuro pueda leerse en sus antecedentes, sino porque el “sentido” que damos a nuestra interpretación del pasado orienta, y de manera sustancial, nuestras propuestas y expectativas”.

Por todo lo anterior, abusando de tu buena disposición, me voy a permitir recomendarte que leas todo el contenido de los Títulos I a XIV de esta Parte, aunque no seas un aficionado a la Historia. Para animarte a hacerlo, recuerda que Churchill solía decir que para ser político: “Sólo hay que saber historia y ser prudente”.

Como asumo que eres prudente (y además valiente porque, de no serlo, no te hubieras atrevido a leer este “tochazo”) y aunque no seas o no vayas a ser político o política, espero haberte convencido ya de que te zambullas en la historia del Concierto. He tratado de redactarla de una forma muy sencilla, pero sin perder objetividad, de manera que puedas conocer el pasado, para poder entender mejor el presente, al que dedicaremos las Partes Sexta, Séptima y Octava de la obra. Todo ello te permitirá valorar con criterio el futuro del Concierto, cuestión que trataré de analizar para ti en las Partes Novena, Décima y Undécima. En definitiva, espero que el tema te interese y te guste tanto como me ocurrió a mí, cuando tomé contacto con él, hace ya mucho tiempo.

Te anticipo que, desde la perspectiva contemporánea, como señalan muy bien dos grandes expertos en el Concierto y comprometidos además en su defensa y desarrollo, Javier Muguruza e Iñaki Alonso Arce, “el Concierto Económico, en su formulación actual, no tiene muchos elementos en común con los Conciertos que se firmaron a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, tanto por la propia evolución del sistema tributario del Estado, como por la adecuación al nuevo marco institucional derivado de la organización territorial del Estado. Por ello, el sistema de determinación del Cupo o la estructuración de la distribución de competencias entre la Hacienda estatal y cada una de las Haciendas forales se formulan siguiendo unas coordenadas diferentes a las que tuvieron en el pasado”.

Pero añaden, con acierto, que la esencia del Concierto Económico –es decir, su carácter pactado, el reconocimiento de un amplio ámbito de soberanía tributaria y financiera a las instituciones de los Territorios Históricos del País Vasco y la especial aplicación del sistema tributario estatal en los mismos– son características del actual sistema de Concierto, muy similares a las que se observan en los Conciertos del pasado.

Este Título no termina aquí. Si quieres continuar su lectura puedes hacerlo online o descargártelo en pdf. Elige a continuación la opción que prefieras:

Si te ha gustado este contenido ¡Compártelo!

indicecompleto

ActualizacionesObra

Política de privacidad de datos