Como ves, apreciada lectora y amigo lector, esta obra está llegando a sus últimas páginas. Hemos ido superando de la mano, una tras otra, las diez Partes anteriores, alguna de las cuales, como por ejemplo la Octava, titulada “En defensa del concierto”, han sido especialmente duras, complejas y repletas de cifras, datos y referencias diversas. Lo han sido también algunos Títulos de otras Partes como, por ejemplo, el relativo a la “financiación autonómica” en la Séptima o, antes del mismo, el Título segundo de la Parte Segunda “Un país con una impronta diferenciada”.

Pero todo ello, y mucho más lo has ido superando, y ahora ya con la sensación que compartimos de “¡misión cumplida!” vamos a encarar este Título I, único de la Parte Undécima. Como has visto, ya en su identificación se habla de “esperanza” y este Título que ahora vas a leer desarrolla dicha idea.

Con ello, no pienses que me ha dado por defender las virtudes teologales, porque la cosa no va por ahí. Lo que pretendo es trasladarte una sensación de comodidad en relación con el futuro del Concierto y lo que quiero, además, es reforzar tu confianza en el porvenir que le espera a Euskadi, apoyándose precisamente en ese pilar nuclear que nos ha permitido una vida mejor, a todos los que residimos y hemos residido a lo largo de los últimos 137 años en territorio vasco.

Partiendo de ese sentimiento por un lado esperanzador y por otro lado confiado en el futuro, en este Título voy a desarrollar, con tu permiso siete capítulos diferentes. Son los siguientes:

  • Una institución singular que hay que defender y además querer. Ese es un mensaje que te he repetido muchas veces a lo largo de la obra pero en el que me gustaría volver a insistir en lo que es la conclusión de la misma.
  • El Concierto debe ayudar a construir un país mejor para el futuro. Estoy seguro de que estarás de acuerdo con este objetivo.
  • El Concierto y Euskadi ante un escenario global diferente. En este capítulo voy a tratar de hacerte una reflexión conceptual sobre el cambio que se está produciendo en el mundo.
  • El Concierto se va a tener que enfrentar a un mundo nuevo. Como continuación, en este capítulo trataré de explicarte las claves para poder hacer frente a ese territorio, ahora desconocido, que los años venideros van abrir para nosotros.
  • Hay que re-pensar Euskadi. Plantearé en las páginas que voy a dedicar a esa cuestión, la necesidad de realizar un proceso profundo de transformación en todos los ámbitos, con el objetivo inaplazable e inapelable de garantizar a todos los habitantes del País Vasco ese hipotético mejor futuro.
  • El Concierto protagonista de un mejor futuro para Euskadi. En su enunciado creo que está perfectamente definido el contenido del capítulo, en línea con la idea que te apuntaba anteriormente.
  • Conclusión final. Terminare este Título con una pequeña conclusión final que espero compartamos.

¿Qué te parece el planteamiento? Pues si te convence vamos a desarrollarlo. Y para animarte a hacerlo te voy a dar una buena noticia: ¡la Parte Undécima es muy corta! Es un premio que el autor tenía reservado para ti.

Este Título no termina aquí. Si quieres continuar su lectura puedes hacerlo online o descargártelo en pdf. Elige a continuación la opción que prefieras:

Si te ha gustado este contenido ¡Compártelo!

indicecompleto

ActualizacionesObra

Política de privacidad de datos